speaker

(II parte) 10 mitos sobre el talento que nos dificultan la atracción y fidelización de los mejores

jcubeiro

foto tomada durante la ponencia de Cubeiro

Continúo desgranando en esta entrada los otros 5 mitos sobre el talento que destacaba Juan Carlos Cubeiro en su ponencia del 17 de Junio.

[6] Motivación como algo externo

“Odio la palabra motivación. Es absurdo motivar. Lo único que puedo hacer es dar ejemplo, son las emociones las que se contagian” Tom Peters

Este punto relacionaba o enfrentaba la motivación extrínseca vs la motivación intrínseca, y se abordaba la necesidad de erradicar el palo y la zanahoria.

Este tipo de motivación extrínseca lo que va a generar y fomentar es básicamente el cortoplacismo, la monotonía en las tareas, etc. y enlazándolo con el punto anterior, se hablaba de la motivación intrínseca como una labor directiva, y de la necesidad de despertar en nuestros equipos propósito, autonomía y maestría.

 [7] Las personas con talento sirven para todo

“El Talento para que sea efectivo tiene que encajar en el contexto”.

Una persona que es buena para hacer algo no significa que sea buena para hacer otras cosas, cuando nos hablaba Juan Carlos Cubeiro de este punto me ha venido inevitablemente a la cabeza el principio de Peter o principio de incompetencia de Peter, que afirma que las personas que realizan bien su trabajo son promocionadas a puestos de mayor responsabilidad, hasta que alcanzan su máximo nivel de incompetencia.

Se expone aquí de la necesidad de que el talento encaje en el contexto, entendido como la cultura (cómo se hacen las cosas), el clima laboral (la satisfacción, el desarrollo), la compensación (retributiva y no retributiva) y la cooperación.

[8] Fidelización del talento

“Las personas no se retienen, se fidelizan”

El mito de la fidelizacion (que no retención) lo aborda desde la perspectiva de las emociones, de la necesidad de generar emociones positivas. Daniel Kahneman expone el siguiente dato, una persona genera 22.000 emociones al cabo del día, constantemente generamos emociones.

En este sentido, John Gothman que ha analizado las razones de las parejas estables, decía que la razón de la estabilidad de una pareja se basa en la generación de emociones positivas contra las emociones negativas, a la razón de 5 a 1.

En el contexto de las Organizaciones, Barbara Fredickson también analizó las razones de fidelización de los mejores, también la relacionaba directamente con las emociones, igual que en el caso de las parejas, en las organizaciones quienes se quedan tienen 3 emociones positivas contra una negativa.

[9] El desarrollo del liderazgo a través del prueba y error

“El talento se forja o se cultiva. El éxito nunca es por casualidad”.

Para ser bueno en algo y tener talento, vulgarmente diríamos que lo que hay que hacer es “darle y darle”, o con un simil deportivo “Se juega como se entrena”.

Esto está muy relacionado con la regla de las 10.000 horas para alcanzar la excelencia de Malcolm Gladwell en su libro “Outliers. The story of success”.

[10] La búqueda de la felicidad.

“Si eliges ser feliz, eres feliz”

Sonja Lubomirsky distribuía la felicidad de la siguiente forma:

  • El 10% de la felicidad es externa
  • El 50% de la felicidad es de base (de lo que hemos vivido con nuestra familia, en nuestra vida…)
  • El 40% se elige o se crea, aparece el concepto de arquitectos de felicidad, y es que son otros detalles que en ocasiones infravaloramos los que garantizan nuestra felicidad.

En este punto, y para terminar, Cubeiro menciona una lista de 12 actividades derivadas de la búsqueda de la felicidad:

1. Gratitud
2. Cultivar optimismo
3. Evitar pensar demasiado
4. Practicar la amabilidad
5. Cuidar las relaciones soliales
6. Desarrollar estrategias de resilencia
7. Aprender a perdonar
8. Fluir más
9. Saborear las alegrías de la vida
10. Comprometerse con los objetivos
11. Practicar tus valores
12. Ocuparte de tu cuerpo y alma

En definitiva, y como hemos visto, el Talento es una palabra que últimamente resulta muy manida, sobre la que se ha escrito mucho, pero es un concepto sobre el que en ocasiones pasamos por encima, sin tener en cuenta que para la atracción y fidelización del talento hay muchos obstáculos que ir salvando, es móvil, depende del compromiso, de la felicidad, hace falta pasar del conocimiento al comportamiento… Sabemos lo que tenemos que hacer, lo difícil es hacerlo

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *